40 views

Guarde grandes proyectos y tareas para cuando tenga más energía.

Tendrá que descubrir sus propios tiempos pico de energía y aprovecharlo. Programe las tareas menos importantes antes y después de sus horas pico.

Implemente rutinas para todo.

Las rutinas son como la memoria muscular; solo sabes hacerlo sin tener que pensar en hacerlo. Esto te ahorrará tiempo y energía.

Concéntrese en una cosa a la vez.

Si bien puede parecer que está haciendo mucho, en realidad no está haciendo su trabajo de mejor calidad, lo que podría provocar errores y más horas de arreglar lo que debería haberse hecho correctamente la primera vez.

Tómese descansos frecuentes

Un ejemplo sería trabajar 90 minutos y descansar 10 minutos. Muchas personas encuentran que quemar el exceso o la energía nerviosa puede despejar la mente para ayudarlos a enfocarse mejor en las tareas en cuestión.

Delegue y pide ayuda.

Pedir ayuda no es una señal de debilidad, sino una señal de fortaleza para conocer sus limitaciones. Delegar tareas es una señal de un buen líder y te libera para trabajar en los proyectos más grandes.

Ir Arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar